Mala leche y noticias

Muchos recordareis que tiempo atrás escribí un post sobre una entrevista de trabajo y mi opinión sobre ella. Siempre he pensado que ante un buen hacer una mala opinión no afecta si no que refuerza, pero, no todos opinan igual que yo. Hoy tras recibir el tercer email pidiéndome que lo borre o que me denunciaran, he creído conveniente eliminarlo porque, seamos sinceros, no tengo el horno para bollos y mucho menos para tomar el rol de heroína contra viento y marea. 

Me da pena por los comentarios pero, que sepáis que todos los leí, todos los valore y espero que al menos, durante el tiempo que estuviera, cumpliera su función y ayudara a mas gente. Me da rabia, porque, parece ser que mientras sea una niña tonta que habla de esmaltes, todo ira bien, pero en cuanto abra la boca para quejarme por cosas que no me gustan, me saquen la porra...que irónico.

Estoy indignada porque veo que cada día, tenemos menos libertades en general, que el estado de bienestar no es mas que una estúpida utopía y que nos vendan los ojos con gilipolleces. Sin ir mas lejos solo hay que mirar a mi tierra, donde los chiquillos se quejan por que tienen que llevar mantas a clase y les calientan a varapalos. Yo ahora en menor medida me siento así, me callan la boca a ostias. Pues que bien.

Volviendo al caso, si, he borrado el post del blog. Ya no aparecéis por ningún lado, podéis recuperar el sueño mientras gente como yo, se afana en buscar dinero hasta debajo de las piedras y se pelea contra organismos oficiales (que ya bastante cabrones son) y con los no oficiales para poder vivir dignamente y que no le tomen por tonto. Harta de ir a entrevistas extrañas, gastar dinero en el viaje para sentirte de vuelta a casa como la mayor payasa del mundo.

Pero, evidentemente no lo iba a borrar y quedarme callada. Desde siempre he pensado que mi blog es mi ventana y siempre he querido ser completamente sincera con mis opiniones, sean del color que sean. Os quiero dejar así mismo el link de un blog donde podréis leer de estas aventuras y mas, lo peor de todo es que es cierto, cruelmente cierto: Diario de una parada.

Yo lamento que aquí no siempre cuente cosas bonitas, flores, ponis y uñitas, pero hay dias en que lo que miras solo encuentras mierdas. He considerado que así como comento los cambios que he hecho en diseño, en secciones, este era también algo importante a comentar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips