Lo nuevo de ghibli: Arietty

El viernes fuimos al estreno de la nueva película de animación del estudio Ghibli:  Arrietty y el mundo de los diminutos. Habíamos quedado que Brujitadrea para sacarla de su "encierro" y así distraernos las dos pobres en medio de la locura de las mudanzas (yo ya estoy en la fase final a lo loco, el lunes viene el camión). Pensamos que la sala estaría mas llena pero estábamos casi a solas, a excepción de una madre con sus hijas.


Tenia especial ganas de verla por mis recuerdos de infancia de los diminutos (Drowcito, este va para ti):


Allí podías vernos cantar a dúo el opening todas felices mientras esperábamos el inicio de la película. Tuvimos que esperar un poco pero, nada mas empezó, la banda sonora (que ya había oido un poco de ella antes) nos metió de lleno en la película.  Me recordó tanto en sus personajes y detalles a otros films de Ghibli, pero no  en plan "que poca originalidad" si no como un amigo cariñoso que vuelves a ver y te alegras. Arrietty es una chica de 14 años diminuta que vive con su padre y su madre en una casita escondida en el trastero de un gran caserón. Allí llega Sho, un niño callado y silencioso que se fija en ella al verla por el jardín. Y ahí esta el problema...los diminutos no deben ser vistos por los humanos.

Ghibli nos plantea una gran adaptación del clásico infantil pero sin anclarse, dándole su toque personal y haciéndolo diferente y único. Una historia aparentemente sencilla con personajes reales, incluidos los diminutos, que podrias facilmente encontrar en la vida real (al menos, en la sociedad japonesa). Mezclando como siempre ese toque de realidad amarga con esa dulce magia que caracteriza sus obras. Mostrandonos como siempre un amor que florece pero que ni siquiera los protagonistas lo notan, un amor a todas luces imposible pero que no deja de ser hermoso. 

De sobras es conocido que Ghibli siempre cuida sus bandas sonoras, son otro personaje mas de las creaciones. Esta vez no se queda atrás y nos presenta la onírica y dulce voz de Cecile Corbel, que como dato curioso (al menos para mi) es la que hace la banda sonora japonesa tambien.


Cuando oigo esta canción, no dejo de pensar que Kate Covington o mas conocida como katethegreat19 también hubiera sido una opción acertada:


Pero regresando al tema, decir que es una película calmada, dulce, llena de detalles a fijarse como las construcciones o utensilios que llevan los diminutos. Sin sobresaltos o angustias excesivas, algo que en general agradezco enormemente (¿me estaré haciendo vieja?) con su tensión y dosis de problemas para no ser una película sosa, pero no un malo cabrón que va dando por saco hasta que tienes ganas de ir tu mismo a partirle la boca (XDDDDDDDDD). Y un final que...es el que tocaba...aunque no el que yo hubiera deseado (romántica que es una, y con mente muy muy sucia también) pero que deja la historia en cierto punto abierta para soñar con ella. Una película perfecta para ir con niños, o todos los mayores juntos, al menos si disfrutáis de la animación como yo ^_^

¿La habeis visto? ¿Cual es vuestra película ghibli favorita?

2 comentarios:

  1. Yo la vi la semana pasada,y me pareció preciosa,tanto la historia,como la ambientación y todos esos detalles que hacen únicas a las pelis de Ghibli.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips