Robert y Rotwang

-No frunzas el ceño - dijo mientras intentaba hacerle el nudo de la corbata - mirame, estate quieto, no te pises los zapatos...
- Viejo, deja de sermonearme, conseguiras que al final me harte y lo mande todo a la mierda - Dijo mientras daba una patada a un bote o piedra imaginaria. - No se ni porque te lo tuve que contar, si me hubiera callado la puta boca - Fruncio el ceño de nuevo, mientras lo acompañaba torciendo el labio.
Realmente se sentia viejo, pero viejo cada vez que trataba con el, era imposible. A nadie se le hubiera ocurrido un proyecto tan desastroso, tan ambicioso, solo a el. Y asi le iba, pero en fin, aunque este jovencito mal hablado y arisco lo sacara de sus casillas, en cierta forma, lo queria. Aunque ahora le dieran ganas de darle una patada a las 7 de la mañana, que falta de luz solar le hacian falta a algunos...
- Me hubiera enterado igualmente. Estas en la obligacion de ir, eres mi pupilo, como tu dices: te jodes y vas porque yo lo mando. 
- ¡¡Me niego¡¡ ¡¿que coño pinto yo alli?!  ¡¡Eres tu quien deberia ir¡¡ - Inflo los carrillos visiblemente enojado. 
No podia negarlo, estaba platonicamente enamorado de el. Malo, porque su eleccion de proyecto habia sido un completo fracaso, pero, cuando lo veia reaccionar a veces, como un niño malcriado, cuando le veia asomar algun gesto distinto a la total indiferencia y desprecio por el resto de "analogicos" como el solia llamarlos, no podia por menos que sonreirse, y acordarse de porque lo habia elegido. ¿Se arrepentia por ello? La verdad es que no, tenia lo que se habia buscado, su sufrimiento de "por NO vida", al menos, que le gustara ya que tenia que padecerlo.
- Lucas - Dijo tomandole la barbilla para obligarle a mirarle directamente a los ojos. - Esto es muy importante, es un gran honor y debes saber agradecerlo. ¿Me has entendido?
- No se a quien le hablas - Contesto intentando girar la cara, pero no pudo, asi que simplemente desvio la mirada centrandola en un punto cualquiera y aburrido de la pared que estaba tras su mentor. - Me niego a contestarte asi - Volvio a sacar morros. Odiaba que lo llamaran Lucas. El tenia SU nombre, para algo lo habia elegido.
- Estoy hablando en serio, muy en serio. Dejate de moñadas. Escuchame
- ¡¡Joder que si¡¡ Robert, coño...eres mas pesado que una vaca en brazos...que siiii. ¿Cuantas veces tengo que decirte que ire? ¿que quieres que haga? ¿Me pongo los calzoncillos en la cabeza y salgo con ello a la calle? Ah no, que eso es justo, lo que no quieres que haga. La etiqueta, bla,bla...tche...memeces. 
Robert solto la cara de Lucas, cansado. Esperaba que DE VERDAD lo hubiera entendido. Aunque, en realidad, tampoco esperaba gran cosa de el. Seguramente Lucas buscaria el rincon mas lejano a todo el mundo, a poder ser, atrancaria la puerta y alli se quedaria durante toda la estancia. Eso era todo lo que un complejo vacacional especial para vampiros podia ofrecerle. Mientras tuviera una conexion a internet o mientras pudiera conectarse via satelite, no necesitaba nada mas.
- ...voy a perderme el combate...- Dijo Lucas a modo de reproche.
Robert lo miro y sonrio. Continuo colocandole la corbata, al menos, mientras pudiera, que tuviera un buen aspecto, asi tal vez, si no llegaban a hablar con el, podria encandilar al resto con esa chispa que el vio en ese muchachito haria unos años. 
- Ni se te ocurra hacer trastadas, que nos conocemos. ¿Sabes? No dejan llevar movil a la isla. - Dijo tratando de atraer su atencion.
Lucas sonrio con una pizca de malicia en sus ojos.
- ¡Je¡ Que traten de impedirmelo. ¿Quienes se creeran que son? Vaya burocraticos censuradores...- y continuo parloteando de forma impertinente acusando a todo aquel que llevaba el proyecto de tramar una conspiracion en la sombra. 
Como si crear una isla especial para vampiros, no fuera ya de por si, algo totalmente a la sombra. Un gran y maravilloso complejo hotelero creado para satisfacer todos los caprichos y deseos de aquellos que ya no podian ver la luz del sol. Sangre gratis, avenidas repletas de tiendas, un parque de atracciones, playas, mar...y lo mas importante, humanos, humanos que se relacionaban con ellos sin temerlos, aun a sabiendas de lo que eran. Un paraiso para aquellos que no lo merecian. 
- ¿Te vas a llevar a...alguno de esos? - Robert señalo algunos robots hechos por Lucas. 
En realidad, habia tenido suerte, al encapricharse de este chico por su apariencia, no recayo en que podria haber sido un completo estupido. Pero, sucedio justo todo lo contrario, el muchacho era un completo genio, un chico prodigio que podia conseguir cualquier cosa pero que solo tenia ojos para sus ordenadores, y todos sus cacharretes mecanicos. 
- Si, me voy a llevar a este - Señalo uno que estaba medio desmontado, con cables por fuera y un ojo colgando - no se que le paso en la ultima batalla...seguramente algun fallo en la configuracion...- Dijo mientras jugueteaba, sin darse cuenta con uno de los botones de su traje, completamente absorto en relatar lo sucedido en la ultima batalla, y en los incidentes - Y...er...a Lis.
- ¿A esa? - Robert señalo con la mirada a una figura femenina que estaba estacionada al fondo de la habitacion, mientras apartaba la mano de Lucas de los botones del traje - deja, lo vas a soltar...
- Si, quiero ajustarle un poco el parpadeo...sigue pareciendome demasiado postizo, y algunos gestos no me acaban de cuadrar - Devolvio la mirada a Robert y sonrio.
- Asi que eso es lo que vas a hacer durante los 15 dias de vacaciones. Lo mismo que haces en casa.
- Exacto, no veo porque tengo que cambiar mi rutina.
- Yo esperaba al menos, que te relacionaras, conocieras gente nueva, hicieras amigos.
- La gente es estupida, lo sabes, ir alli no es mas que llegar, decir a todo "oh que bonito, te quedo precioso, donde esta mi habitacion". Todos van a hacer lo mismo.
- Al menos, prometeme que comeras bien - Le dijo mientras le colocaba algunas camisas mas dentro de la maleta, apretando para cerrarla - llevate dinero, no sabes que te puedes encontrar.
- Intentare acordarme, ya sabes como soy para estas cosas...- enrojecio un poco al admitirlo y bajo la mirada. Era cierto, no era la primera vez que se obsesionaba tanto, que olvidaba alimentarse. La mayoria de veces, Robert era quien le llevaba la comida, o le obligaba a salir de caceria, para que aprendiera. - Llevo dinero, y llevo tarjetas. Mastercard, no salga de casa sin ella - Sonrio ampliamente.
- Bueno, aun asi, llamame. O enviame un mail de esos...ya vere como hacer para abrirlo.
- ¿De veras? - Lucas levanto las cejas, algo sorprendido - ¿Vas a decidir meterte en internet por mi?
- Bueno - Sonrio algo avergonzado -si, ¿Es algo tan raro?, algun dia tendria que hacerlo, ¿no?
- Si, claro, pero justo el dia que yo no estoy.
- Precisamente por eso - Se acerco a Lucas, mirandolo cariñosamente y le revolvio el pelo. - Porque me preocupo.
Y tanto que se preocupaba. A pesar de lo maravilloso del ofrecimiento, habia algo que no le cuadraba en toda esta historia. La isla habia sido montada por un tal Andrei. El nombre en si, no le parecia tan extraño, no era la primera persona que usaba los nombres ya famosos de la novela de Anne Rice. Lo curioso del asunto es que, a pesar de ser un lugar tan importante, ningun principe de ninguna ciudad habia sido invitado. Era curioso porque, saltarse el protocolo deberia haber hecho que este empresario no continuara con su andadura, y que el proyecto se hubiera ido a pique. Pero, por contra, los principes parecian aceptarlo, y enviaban a algunas personalidades famosas de sus ciudades. Lo curioso era que Andrei habia elegido justo a las mismas personalidades. 
Robert se sentia inquieto por esto, aun asi, estaba seguro que Lucas sabia cuidarse, al menos en cuanto a broncas se referia. No era chico dado a meterse en esa clase de lios. Asi que esperaba sentirlo a salvo. De todas formas, Lucas era conocido, eso era cierto. Pero se habia sorprendido que lo fuera tanto. Internet parecia otro mundo. Nunca habia sentido la necesidad de meterse en ello. No iba a negar que tenia curiosidad, pero, la vida real siempre le habia parecido mas fascinante. Miraba a Lucas, y sonreia pensando que imagen tendrian de el esa gente que lo seguia en las redes, que lo aclamaba como una figura o un dogma. Realmente era curioso como todo alli dentro, parecia engrandecerse, como alguien, podia admirar a una persona que no habia visto jamas, que no conocia. Lucas era para muchos una referencia. Lo increible era que hubiera saltado fuera de ese mundo cybernetico. Empezaba a oirsele en la calle, en el dia a dia, o mejor dicho, en la noche, entre los bares. No era la primera vez que Robert oia el nombre que Lucas habia elegido, SU nombre. 
- La maleta.
- ¿Eh? - Dijo Robert volviendo al mundo real, saliendo de su ensoñacion.
- ¿Ya has acabado de prepararme esa maleta?
- Ah, si. Esto ya esta. Por cierto, si te llevas a ...a esa...¿Crees que te la dejaran pasar? - Volvio a mirar a la mujer, era un trabajo magnifico.
- ¿A Lis?, no tienen porque pararla, es una humana mas.
- Hoombree...llamarla humana...si hasta tiene conexion a internet.
- Ya, pero ellos no tienen porque saberlo. - su boca dibujo una amplia y maliciosa sonrisa, como la de aquel niño travieso que planea una jugarreta.
- Bueno, visto de ese modo...- Se quedo pensativo durante unos segundos- Eres un mitomano, entre "Lis" -Dijo con cierto rentintin - y Rotwang...
-Que le voy a hacer - Suspiro - Soy un adicto a las cosas viejas - Se echo a los brazos de Robert y le dio un beso en la mejilla.
- Y un niñato engreido, falton y cuentista - Robert abrazo al muchacho estrechamente y sonrio. - Venga, que el coche espera.

******************************************************

 Bueno, pues por aquí os dejo un relatillo corto que tenia por aquí guardado desde hace tiempo (creo que lo subí en algún otro lugar pero bah...ni recuerdo ya). Es sobre uno de los pj que quiero traerme en un futuro (para sonrisa, imagino; de Brujitadrea cuando lea esto ahora).

Ya sabéis, pepinos, pimientos y otras hortalizas serán bien recibidas. ^____^

2 comentarios:

  1. Como me conoces XD la mitad del relato me lo he tirado sonriendo por que es Rotwang en estado puro, malhumorado, cascarrabias y cabezota, como es el vamos. Me ha encantado leer un poco mas de el, y saber lo que le costo arreglar ese fallo en el parpadeo, al menos fue un punto a favor de Vald por ayudarle ;)

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, me encanta la originalidad de tus personjes, ojala se vieran mas asi de fresco, no como otros tantos que son repeticiones de un mismo patron

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips